Mon-Sun: 8 AM - 5 PM
(999) 635 4597

Secretos de una civilización: Cenotes, vida y misterio

16 Jun, 2022

 

Los Mayas establecieron su dominio en la Península Yucatán por más de un milenio. Esto fue gracias a la presencia de cuerpos de agua, como los cenotes, que les proveía sustento y nutría la vegetación. Pero, ¿cómo funciona en realidad el sistema subterraneo de agua? ¿porqué es tan especial y únco?

La Jungla Maya

Aparte del turismo playero, Yucatán cuenta con una gran extensión de jungla tropical. El terreno es plano y seco, una gran alfombra verde. No hay montañas, ni cañones, no hay ríos en el paisaje. De cualquier manera, es una civilización misteriosa; los Mayas se desenvolvieron en esta región por miles de años. ¿Cómo sobrebivieron sin ninguna otra fuente de agua?

Cenotes, los portales el inframundo

Estas extrañas lagunas circulares son la respuesta. Los mayas los llamaban cenotes, y son la clave de la vida que prosperó aquí. Era la única fuente de agua en la superficie para los animales y los humanos.

Para los mayas tenían un gran significado. Construyeron sus ciudades y templos a su alrededor; y los cenotes eran la encrucijada entre la vida y la muerte. Lugares de rituales y sacrificios humanos, pero también eran portales a otro mundo.

Para aquellos aventureros, debajo de las junglas de Yucatán yace una de las maravillas naturales del mundo. El sistema subterraneo de agua más largo del mundo. 

Cuando los buzos se sumerjen en estas aguas inexploradas, parece que viajaran al pasado.

Cambios con el tiempo

Coral fosilizado se esconde en sus paredes de piedra. Estas rocas formadas bajo el agua acompañan a las estalactitas y estalagmitas que parecen flotar en medio del lugar. La única explicación para este maravilloso escenario es que Yucatán y su extensa ruta de cenotes, han sufrido grandes cambios a través del tiempo. Estas formas de piedra son evidencia del pasado y la llave para resolver los misterios de esta cultura. 

Hace 100 millones de años, lo que hoy es la Península de Yucatán era el fondo de un mar cálido y poco profundo. A lo largo de miles de años, los arrecifes de coral formaron una capa de piedra caliza de más de un kilómetro de grosor, y cuando poderosas fuerzas tectónicas sacudieron el fondo del Caribe, comenzaron a desplazar esta losa de piedra caliza fuera del agua.

Entonces la lluvia comenzó a disolver la piedra caliza expuesta, esculpiendo gradualmente túneles y cavernas. Las delicadas esculturas comenzaron a formarse, como velas derretidas, gota a gota, durante milenios.

En algunos lugares, el techo de estos túneles colapsó con el paso de los años, creando entradas a los cenotes. Con el cambio climático, la Tierra sufrió cambios importantes. Como consecuencia, el nivel del agua se elevó, causando inundaciones en las cuevas y cenotes existentes.

Conexión entre tierra y océano

Pero el pasado violento y geológico de este misterioso submundo tuvo un impacto mucho mayor. Con el tiempo, formó la totalidad del Mar Caribe.

Aquí abajo hay más pruebas de una conexión directa entre la tierra y el océano. Un borde fantasmal, como la superficie de un lago espumoso pero bajo el agua.

Esto es una haloclina. En ella, el agua dulce de la superficie se encuentra con el agua de mar más profunda.

No se trata sólo de cuevas inundadas, es el mayor sistema fluvial subterráneo del planeta; y justo aquí ese sistema se encuentra con el Mar Caribe. Pero un río tan extraordinario tiene un efecto igualmente inusual.

En su lento viaje bajo el Yucatán, todos los rastros de limo y partículas se asientan, de modo que cuando llegan al océano, las aguas son cristalinas. Por eso, cerca de la costa prosperan los arrecifes de coral; y también por eso, más allá, el Caribe es un desierto azul.

Fuente: Animal Planet


Facebook Twitter Linkedin

SEARCH POSTS