Mon-Sun: 8 AM - 5 PM
(999) 635 4597

Nuevos descubrimientos arqueológicos en el Tren Maya

7 Jun, 2022

Nuevos descubrimientos arqueológicos en el Tren Maya

El Tren Maya es un ferrocarril interurbano de 1.525 kilómetros en México que atravesará la Península de Yucatán. Su construcción comenzó en junio de 2020 y está previsto que finalice a finales de 2023. El ferrocarril comienza en Palenque (Chiapas) y se dirige al noreste hacia Cancún (Quintana Roo) a través de dos rutas que rodean la península. El proyecto pretende conectar los destinos turísticos del Caribe con los lugares menos conocidos del interior, incluidos los sitios históricos mayas de los que deriva su nombre

Recientemente se han encontrado en la ruta del Tren Maya una vasija con un misterioso mensaje y una cueva con una fascinante construcción en su interior. 

Estos interesantes descubrimientos arqueológicos tuvieron lugar en la ruta por la que pasará el Tren Maya; con una vasija única encontrada en el tramo 3 y una red de interesantes cuevas en el tramo 5 sur. Los especialistas no han dejado de investigar la zona porque los descubrimientos han sido frecuentes durante el proyecto. Mientras atravesamos la inexplorada selva del sureste mexicano, siguen apareciendo vestigios de nuestro pasado milenario en Yucatán.

Dos nuevos descubrimientos arqueológicos han dado mucho de qué hablar, pues son de los hallazgos más importantes que se han hecho en la ruta del Tren Maya hasta ahora, específicamente en los tramos 3 y 5.

 

La Vasija

Discovered Mayan Vessel

La vasija con jeroglíficos antiguos pudo haber pertenecido a un conocido personaje del sitio de Oxkintok, muy cerca del pueblo de Maxcanú, Yucatán.

También hay una misteriosa cueva en la sección 5 que fue llamada "El Escondrijo", porque hay un par de teorías interesantes sobre lo que pudo haber guardado en su interior, así como construcciones prehispánicas y otras cuevas igualmente interesantes.

Hay significados ocultos detrás de los jeroglíficos encontrados en la vasija del tramo 3 y las teorías de lo que pudo ser "El Escondrijo"; la misteriosa cueva encontrada en el tramo 5 de la ruta del Tren Maya. Esta singular vasija fue encontrada junto con un grupo de aproximadamente 80 mil fragmentos de vasijas y 42 piezas completas, que entraron en un proceso de limpieza y restauración; para ser analizadas posteriormente.

Los hallazgos se realizaron en el tramo 3 de la ruta del Tren Maya y pertenecen a los periodos Clásico Temprano (250 - 600 d.C.) y Clásico Tardío (600 - 800 d.C.). 

De acuerdo con los estudios y análisis realizados para conocer el origen de las piezas, se concluyó que provienen de entidades como Izamal, Xcambó, Santa Bárbara, Chunchucmil, Chan Chocholá y Oxkintok.

Sobre la vasija que sobresalió del resto, Iliana Ancona Aragón y Sylviane Boucher Le Landais del INAH Yucatán; revelaron que la vasija fue encontrada en una construcción prehispánica cerca de Maxcanú, mide 8.5 cm de altura por 21 cm de diámetro en su boca y el plato mide 11 cm de altura por 32 cm de diámetro.

La vasija tiene grifos que corresponden al norte y al oeste de Yucatán, los cuales fueron estudiados y traducidos por el arqueólogo Ricardo Mateo Canul. 

Ricardo dice que, en su superficie, ha sido tallada en forma de cuenco o molcajete, que puede ser utilizado para el atole u otras bebidas de Cholom, el Sajal.

Un Sajal era el portavoz del gobernante ante el pueblo, un noble educado, con capacidad de escribir y leer, encargado de comunicar las noticias.

El equipo cree que la vasija pudo estar dedicada al Sajal Cholom, un personaje de élite que ya conocían del yacimiento de Oxkintok en Maxcanú. Sin embargo, el nombre Cholom proviene de la palabra maya Chol, que significa desatar, y Om, que se refiere a la persona que realiza una acción; por lo tanto, el nombre podría significar "El que desata".

Hasta ahora no se sabe con exactitud si la vasija se utilizaba para rituales, sacrificios o para uso común. 

El tramo número 5 de la ruta del Tren Maya pretende recorrer 68 kilómetros desde Playa del Carmen hasta Tulum. Sin embargo, importantes descubrimientos arqueológicos como construcciones y una importante red de cuevas/cenotes lo han puesto en el radar de quienes buscan rescatar el patrimonio cultural de México.

Los trabajos fueron suspendidos hasta algún momento de junio y por el momento, la coordinación de Salvamento Arqueológico del Tramo 5 sur del Tren Maya indicó que el sitio es un monumento de nivel 4; con una extensión de aproximadamente 1 kilómetro de largo por 500 metros de ancho.

Además, el INAH señaló que actualmente existen 248 cenotes y 198 cuerpos arqueológicos a lo largo de 570 kilómetros y se cree que la mayoría de ellos podrían estar directamente relacionados con la cultura maya; sin mencionar que es el único sistema de cenotes en el mundo.

Se están realizando amplios estudios de neorradar y aseguró que toda la península de Yucatán está siendo estudiada con lupa.

 

La Cueva Mayan cave discovered

El 19 de abril, espeleólogos de la Riviera Maya encontraron una cueva en la sección 5 del Tren Maya a la que llamaron El Escondrijo.

Hay dos teorías sobre lo que podría haber sido la misteriosa cueva. La primera dice que podría haber sido una especie de almacén de alimentos o agua ya que su temperatura se mantiene a 26 grados durante todo el año.

También se cree que pudo ser un escondite o como ellos lo llamaban "escondrijo", ya que escondían sus tesoros en este tipo de cuevas y realizaban sus rituales en cenotes.

 

El Templo

Pero El Escondrijo no es la única maravilla encontrada (hasta ahora) en el tramo 5 del tren maya, pues aunque no se sabe mucho aún, hay otra cueva donde encontraron un templo prehispánico muy singular.

Hasta el momento no hay información sobre el templo encontrado en la cueva, no se sabe si era una casa, un templo, un lugar donde se realizaban rituales, una tumba u otro almacén.

En los últimos tiempos, cuando se construyen infraestructuras donde antes estaban las majestuosas selvas mayas, se ha hecho costumbre hacer una ofrenda a los aluxes, o como se les conoce en otros estados: Chaneques.

Hay muchas historias en México sobre caminos que nunca se terminaron por desastres y desgracias en la zona de construcción.

Los antiguos dicen que se debe a los guardianes de la naturaleza, criaturas milenarias que formaban parte de la vida cotidiana de nuestras culturas indígenas. Se les conoce con el nombre de "Aluxes", y no permiten que se destruya su territorio.

Los antiguos mayas solían dejar casas y ofrendas a los guardianes del Mayab porque los aluxes eran los encargados de los caminos. También son los ayudantes de Chaac o las 4 representaciones de Chaac, el dios de la lluvia, al que tenían que mantener contento para trabajar sus campos.

Los cenotes son el territorio de una de las criaturas más intimidantes y majestuosas que existen en México: el poderoso Tsukan.

¿Será este templo una ofrenda al espíritu que protege los cenotes? ¿Qué otros tesoros se encuentran en la selva? ¿Te gustaría conocer algún día la historia que hay detrás de todo esto? ¿Qué te parece venir a la Península de Yucatán y descubrir más?


Facebook Twitter Linkedin

SEARCH POSTS