RESERVA UN TOUR
+
-
+
-
Close
info@chichenitza.com
Lun-Dom: 8 AM - 5 PM
(999) 635 4597
Juego de Pelota

JUEGO DE PELOTA

El Juego de Pelota es característico de las sociedades mesoamericanas. El Juego de Pelota fue más un ritual ceremonial que un deporte y probablemente representó la recreación simbólica del mítico combate entre la noche y el día. Hay un fenómeno acústico singular en el campo de juego de pelota: si uno habla en el templo en el extremo sur, la voz se puede escuchar en el extremo opuesto, ya que el sonido reverbera a lo largo de las paredes del templo norte.

Juego de Pelota Maya
Juego de Pelota Maya Chichén Itzá

Las reglas del juego

Solo ha sido posible reconstruir parcialmente las reglas del juego de pelota, gracias a representaciones pictóricas y monumentos de piedra. Sabemos que al inicio del juego la pelota se lanzaba a la cancha con la mano, y que a partir de ese momento solo se podía tocar con las caderas y los muslos. No sabemos el número de jugadores, el sistema de puntuación o cómo se decidió el ganador; de acuerdo con la información del Popol Vuh podemos inferir que el juego podría jugarse uno a uno, en parejas o en equipos. En las representaciones, los jugadores aparecen en diversas actitudes, mostrando las diferentes jugadas en este concurso.

Las reglas del juego de pelota
Representación del juego de pelota maya Chichén Itzá

La Pelota

La pelota para el juego estaba hecha de látex líquido extraído de árboles de caucho. Cuando se calienta, la resina forma hilos que primero se enrollan y luego se exprimen a mano o se presionaron en un molde.

El peso de la bola variaba entre 3 y 5 kilos, y cuando se deformaba había que estirarlo para recuperar su forma.

Cada jugador tenía su propia pelota como parte de su equipo personal.

En las representaciones, hay algunas pelotas lo suficientemente pequeñas como para caber en la mano y otras más grandes que una pelota de fútbol.

La pelota

El Templo de los Jaguares

El Templo de los Jaguares se construyó en el muro este del Juego de Pelota. Un interesante mosaico se repite a lo largo del friso: dos jaguares avanzan, desde distintas direcciones, hacia un escudo redondo. El cuadro superior está relleno con los cuerpos de dos serpientes emplumadas, con sus cabezas en los bordes del friso y las colas entrelazadas en el centro.

El templo de los Jaguares>
                </figure>
            </div>

        </div>

    </div>
</div>



    <!--Footer-->
    <footer class=
© 2022 Derechos Reservados.
  • Chichén Itzá