RESERVA UN TOUR
+
-
+
-
Close
Lun-Dom: 8 AM - 5 PM
(999) 635 4597
El Osario

EL OSARIO

Tumba del Gran Sacerdote

Se trata de una pirámide de nueve bloques escalonados y con una escalera en cada uno de los cuatro lados, con balaustradas talladas con serpientes entrelazadas que conducen a un templo en la cima, cuya entrada exhibe orgullosamente dos columnas de serpientes.

El Osario
El Osario

La pirámide se construyó sobre una caverna profunda y extensa, a la que se puede descender desde la abertura hecha en el piso del templo de arriba. A la entrada de la caverna hay siete tumbas que contenían ofrendas de jade, cristal de roca, conchas y cobre.

Fue diseñado para el registro solar. Su orientación, a 17 grados del norte, permite observar un acontecimiento astronómico relevante en el calendario ritual agrícola: el paso cenital del sol del 23 de mayo al 19 de junio. La primera fecha, en esta latitud, coincide con el inicio de la temporada de lluvias. Se compone de una entrada de aire vertical, donde el sol desciende, iniciándose en el suelo del templo superior. Terminando entonces, en la "Roca Madre", a 10 metros de profundidad, donde se encontraron varios objetos, como esculturas de tamaño medio, huesos y objetos de concha.

En la práctica, este observatorio cenital es similar a otros edificios encontrados en Xochicalco, Morelos, Teotihuacan, Oaxaca y otros lugares. Fue construido, al igual que los demás, para tener una referencia más precisa en el registro del tiempo. En términos de rituales, El Osario fue hecho como una réplica de la Montaña Cósmica, donde se manifiestan las fuerzas sagradas. En esta estructura se replica la creación del cosmos por los dioses en el Tiempo Mítico. El sol penetra a través de la entrada de aire y fertiliza la tierra.

El Osario
El Osario

El Osario es uno de los edificios más complejos del sitio. Se sabe que está construido sobre una cueva profunda. Es posible que esta cueva fuera considerada una puerta al inframundo. Su arquitectura es muy similar a la de la pirámide de Kukulkán, con 4 escaleras y un templo superior.

El aspecto más notable del osario es la decoración de su busto. Está repleto de diferentes bajorrelieves de serpientes, hombres pájaro, hombres con máscaras de dioses y otras representaciones. También alberga incisiones de 894 AC.

En el basamento superior, 8 serpientes entrelazadas decoran el borde de la estructura. Cuatro de las serpientes están cubiertas con discos de turquesa y las otras cuatro con aros. Los tres paneles de la base superior están cubiertos por representaciones de aves. En total, hay 48 paneles con bajorrelieves de frutas, granos de cacao, joyas y animales.

Fuente: Vela, Enrique, "El Osario", Arqueología Mexicana, edición especial núm. 27, pp. 64-65.